A Wall-E le gusta la Música


En un post anterior vimos los inicios de la música en el cine, la evolución que tuvieron ambos con el paso de los años y la importancia , a todos los niveles, de la existencia de la música en el mundo cinematográfico. Lo que aporta tanto artísticamente, económicamente o emocionalmente, es inmedible.

En este nuevo artículo vamos a darnos una vuelta por algunas películas para ver los diferentes tipos de música que podemos encontrarnos y el carácter que cada compositor le quiere dar a una escena determinada.

Comenzamos conociendo los tipos de música que podemos encontrar en un film.

– Música de pantalla o Diegética: Es aquella música en la que vemos como tiene una fuente visible y/o explicativa. ¿El motivo?, pues alguien está tocando algún instrumento dentro o fuera del plano o existe algún aparato que la está reproduciendo en ese momento.

Ejemplo: En la película “Cadena Perpetua” de Frank Darabont en 1994 , hay una escena en la que Andy Dufresne (interpretado por Tim Robins), pone un disco de Mozart , concretamente “Las bodas de Fígaro”. Esa música que no pertence concretamente a la banda sonora original, es música de pantalla o diegenética, en donde según su definición, es música que alguien canta o algún aparato reproduce.

No hay que decir nada de las palabras de Red (Interpretado por Morgan Freeman).

Otro ejemplo en la excelente película de Disney Pixar, Wall-E:

– Música de fondo o Incidental (Extradiegética): Es un tipo de música que surge en un espacio aparte (en un espacio en OFF), focalizando sobre un inicio o una escena y que pertenece a la ficción de la misma película. Podría concretarse en que es la banda sonora original , la que se compone originalmente para la película, aunque puede ocurrir que ya esté compuesta por otro compositor y forme parte de la banda sonora a modo de extra.

La música incidental o de fondo, tiene sus inicios mucho antes que el cine, así en la etapa clásica, genios como Henry Purcell, Haendel, Beethoven, Grieg,…entre otros, componían música incidental para obras de teatro en particular.
• Abdelazer con música de Henry Purcell.
• El Alquimista con música de Georg Friederich Haendel
• Egmont con música de Ludwig van Beethoven.
• Rosamunde con música de Franz Schubert.
• El sueño de una noche de verano con música de Felix Mendelssohn.
• L’Arlésienne con música de Georges Bizet.
• Peer Gynt con música de Edvard Grieg.

Fuente: Wikipedia.

Existen momentos en los que hay una alternancia de estos tipos de música, es decir, pueden llegar a fusionarse.
Muchos especialistas lo consideran como un tipo de música diegética.

En este ejemplo, en la película “Mar Adentro” de Alejandro Amenábar en 2004, vemos como en el tocadiscos está sonando el “Nessum Dorma” de Puccini, interpretado por Lucciamo Pavarotti. En este momento se define como música Diegenética pero vemos que a medida que pasan los minutos, se fusiona con la fotografía y la primera persona de la película convirtiéndose en música incidental. Decir como anécdota que esa pieza de Puccini viene dentro de la banda sonora original de la película (Alejandro Amenábar y Carlos Nuñez)

Conociendo ya los tipos de bandas sonoras que existen, vemos las funciones que desempeñan cuando aparecen en una escena: Función expresiva y función narrativa.
Cuando hablamos de la función expresiva, ambos tipos de música contienen características tan potentes como que son capaces de despertar emociones, ya que pueden cambiar totalmente el contenido emocional de una escena (véase el ejemplo del post anterior con el clip de la película “Conoces a Joe Black”).

Para ello, el ritmo, se nos antoja casi primordial porque aporta el tiempo y la carga afectiva de escenas incluso anticipando saltos en el tiempo.

Esto es conocido como Ritmo visual-ritmo musical (es decir, ves al tiburón antes de verlo).

Un buen ejemplo de la función expresiva en las bandas sonoras son Los Musicales. Como norma general, la música suele acompañar a las escenas para darle mayor carga emotiva, pero en los musicales, es la música la que sustituye diálogos completos y los transforma en pasajes musicales o canciones , ofreciendo al espectador una intensificación del sentimiento (alegría, tristeza, miedo, ilusión…)

En la función narrativa la música recrea lugares, ambientes y épocas en los que sitúa al espectador en una situación o incluso en un momento histórico determinado.

La aparición del LEIT MOTIV, hizo resaltar la apariencia de algunos personajes, contándote cómo era ese personaje sin que tan siquiera él mismo abriera la boca.(Recordad el clip de Bruce Willis en el Caso Slevin del Post del Cine)
Narrativamente, la música también puede caracterizar elementos sin que éstos estén en la escena principal, incluso si ni siquiera se ven (efectos de sonido de agua, de ciclones, trenes , coches…).

Todo puede expresarse con Música. Absolutamente todo, y nos lleva hasta el infinito..y más allá.

Comentarios recientes

    Archivos

    Categorías